casa

Se busca casa. Razón aquí.

Todo traslado implica, irremediablemente, la cansina búsqueda de una nueva casa. Esto es algo que me pone muy nerviosa como ser casero que soy. Tengo muchos requisitos en lo que a hogares se refiere, no me sirve cualquier cosa. Por ejemplo, no me gustan las cocinas de gas. Desarrollé una especie de fobia a ese tipo de cocinas cuando mi padre me obligaba de pequeña a encender los fuegos con cerillas, de las cortas, y pensaba que me chamuscaría los dedos.

A parte de eso, tenemos millones de cosas, muebles, mueblecitos, adornos, ropa, libros, amigos y familiares que vienen de visita… y todas esas cosas no nos caben en un apartamentito cuqui del centro.

Tiene que ser una casa con mucha luz, pero luz a raudales. Y más cuando aquí brilla por su ausencia en determinadas épocas del año.

Seguir leyendo

raspberries

Por qué Dejlig Things

Hace unos seis años comenzaba un blog porque me iba a vivir fuera de España, concretamente a Inglaterra, y quería contar todo lo que me ocurría allí, escribir sobre mi primera experiencia viviendo fuera de casapadres… Pero apenas escribí durante unos cuantos meses y lo abandoné vilmente.

Quise retomarlo hace exactamente dos años, cuando me mudé a vivir a Barcelona. Tenía el mismo propósito: Contar mi/nuestra experiencia, lugares a los que íbamos, recomendaciones de qué ver o visitar… Y volvió a pasar. Escribí un par de entradas y volví a abandonarlo vilmente. Quizá es este último abandono el que más me apena porque hemos hecho cosas realmente interesantes y hemos visitado lugares (sobre todo a nivel gastronómico) muy recomendables.

Seguir leyendo